¿Cómo podemos llevar a cabo el método de la pedagogía Waldorf en nuestras casas?

En esta publicación, queremos contarles un poco sobre pedagogía y sobre nuestra motivación para crear una juguetería Waldorf.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires existen en este momento dos hermosas escuelas Waldorf: Juana de Arco y la Escuela libre Micael.
Lamentablemente no tod@s tienen la posibilidad de asistir a estas escuelas, ya sea por distancia, por dinero o por otras razones de cada familia.
Pero bien sabemos que, aunque al principio puede ser difícil, muchas personas han logrado construir un método Waldorf en casa, atravesando las limitaciones propias.

¿Por qué una juguetería?

Por dos razones. La primera es que creando juguetes Waldorf brindamos herramientas a madres, padres y tutores para llevar la pedagogía Waldorf a su cotidianeidad.

Como pueden ver, en nuestras redes sociales, todas las publicaciones de los productos guardan una descripción y consejos sobre el uso de cada juguete, para así acompañarlos en el descubrimiento de una nueva forma de jugar.
La segunda razón, y la más importante para nosotras, es que, a través de nuestra línea de donaciones, logramos que much@s niñ@s tenga acceso a la pedagogía Waldorf.
Podés conocer más sobre esta iniciativa ingresando a la sección #VosPorUno de nuestra tienda online. 

Los secretos del método para el hogar

La pedagogía Waldorf se aprende haciendo, desde la experiencia misma. Este lema lo podemos escuchar en los seminarios y charlas de maestras y maestros. La importancia de llevar a acciones lo que muchas veces queda en el mundo de las ideas.

Es por eso que para implementar este método les proponemos una actividad que va a contener 3 pasos:

1. El primer día vamos a construir una experiencia sensitiva.
2. El segundo día vamos a recordar lo que sucedió el día anterior y así reforzar la memoria.
3. El tercer día vamos a trabajar en lo aprendido armando desde cero esta actividad. Así fortaleceremos la voluntad.

La actividad

1. Vamos a construir un castillo con bloques o con los elementos que tengamos en casa.
Mientras construimos este hermoso castillo vamos a narrar una historia cortita que contenga una enseñanza valiosa para nosotros.
La historia la deben aprender muy bien, ya que debemos repetir durante los 3 días exactamente el mismo relato.
En esta etapa l@s niñ@s serán observadores de esta experiencia narrativa.

2. Al segundo día volveremos a construir el castillo, pero esta vez el relato lo reconstruiremos junto a l@s niñ@s. Vamos recordando juntos lo que va sucediendo mientras sumamos una pieza nueva hasta finalmente completar el castillo.

3. Al tercer día l@s niñ@s tendrán sus bloques también y observando nuestro castillo ya armado, comenzarán a armar el suyo mientras juntos relatamos la historia una vez más.

Les recomendamos que la actividad se lleve a cabo los 3 días en el mismo momento, puede ser después de cenar, o al medio día.

¡Mucha suerte!

Nos encantaría recibir sus comentarios en nuestro blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .